Proyecto Editorial

Director: D.G. Carlos Venancio


Contacto

Coordinación del Programa: proyectoeditorial@fadu.uba.ar
Alumnos Nacionales: posgrado@fadu.uba.ar
Alumnos Extranjeros: extranjerospos@fadu.uba.ar


Denominación del posgradoPrograma de Actualización en Proyecto Editorial

Unidad Académica de la que depende el posgradoFacultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Universidad de Buenos Aires 

Sede/s de desarrollo de las actividades académicas del posgradoFacultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo – UBA.

Días y horarios de cursado: Jueves de 19:00 a 23:00 hs.

Duración: 1 año.

Inicio de actividades: Cohorte 2021 - segundo cuatrimestre.

Carga horaria total: 144 hs. (9 créditos)


FUNDAMENTACION DEL POSGRADO

 

Antecedentes:
La Argentina cuenta con una industria editorial consolidada, con 230 editoriales comerciales activas con más de cinco años de existencia en el mercado, a las que se suman más de un centenar de editoriales universitarias, editoriales comerciales de creación más reciente y un sinfín de emprendimientos ocasionales, de organismos públicos y autoediciones. En 2015 todos estos emprendimientos editoriales (2276) publicaron un total de 28.966 títulos, de los cuales un 41% correspondió a las editoriales comerciales activas.

Esta actividad editorial se encuentra estrechamente asociada a un canal de ventas atomizado, donde, a diferencia de lo que ocurre en otros países, un 70% de las operaciones se realiza en librerías independientes, muchas de ellas con perfiles propios y diferenciados, lo que favorece significativamente la bibliodiversidad.

De las 230 editoriales comerciales activas, 217 tienen más de 6 años de actividad, y 135, más de 10. Esto muestra que la industria cuenta con actores sólidos y profesionales que han sabido alcanzar la autosustentabilidad, algo sin duda muy difícil en un mercado sobreofertado, como es, a nivel global, el mercado editorial.

La autosustentabilidad no es patrimonio de las editoriales grandes: solo un 10% de las editoriales comerciales activas producen más de 100 títulos por año; las medianas constituyen el 34% del total, y las pequeñas, el 47%. Medianas y pequeñas aportan un para nada despreciable 42% de la producción total de títulos, lo que también contribuye a la variedad de la oferta.

La exportación de libros, por su parte, en la que la Argentina supo tener un papel destacado en el contexto de habla hispana, se redujo sensiblemente durante los últimos cinco años, acompañando también una disminución equivalente de las importaciones. Este segmento del mercado tiene, por lo tanto, un gran potencial de crecimiento si se dan las condiciones macroeconómicas que lo favorezcan y se estimula la demanda externa.

Esta caracterización general de la actividad editorial en nuestro país, sus fortalezas y sus potencialidades, hablan de un interesante espacio que es preciso desarrollar y expandir con propuestas sólidas, innovadoras, sustentables y que tengan como horizonte el mercado global de habla hispana. Para ello se requieren recursos humanos formados tanto en los aspectos relacionados con el producto como con la gestión empresarial, inclusive para los proyectos sin fines de lucro, que no están exceptuados de hacer un uso criterioso de los recursos económicos disponibles.

Existe la necesidad de una formación que integre a editores y diseñadores. Que desarrollen modelos de trabajo conjunto que agreguen valor a los proyectos editoriales sumando el aporte sinérgico de sus diferentes miradas.

En la actualidad, para lograr este vínculo entre profesionales –de manera costosa e incompleta– solamente las grandes empresas editoriales pueden sostener equipos estables mixtos de editores y diseñadores, que desarrollan algún tipo de modelo de trabajo de intuitivo, asistemático y normalmente condicionado a necesidades coyunturales.

Este proyecto pretende contribuir a la formación de recursos humanos que puedan desarrollar productos editoriales complejos con estándares internacionales de calidad editorial y que puedan competir con ventaja en el mercado global en español. Para alcanzar esos estándares es preciso el trabajo conjunto y mutuamente enriquecedor de profesionales con dos perfiles diferentes: el de editor y el de diseñador gráfico, de ahí que este proyecto asume el desafío de integrarlos en una propuesta curricular compartida y que aliente el desarrollo de productos editoriales pensados en conjunto ya desde el mismo punto de partida.

 

Editores y diseñadores: dos universos que es necesario poner en contacto

No hay en la oferta editorial global publicaciones de calidad que no supongan el trabajo conjunto de editores y diseñadores. Este tipo de trabajo se hace más claramente visible en el amplio rubro de los libros ilustrados –desde los libros de arte y diseño hasta los manuales escolares– y, en la edición electrónica, en el incipiente universo de las aplicaciones[1].

En las editoriales, las formas tradicionales de trabajo, con incorporación tardía del diseño gráfico al proceso de edición, no son funcionales para ningún tipo de publicación, y menos, por lo tanto, pueden afrontar los desafíos que se abren con la edición electrónica. El problema inverso –desarrollo de libros en estudios de diseño donde los editores, si los hay, solo actúan como eventuales correctores– suele dar por resultado libros de gran calidad gráfica pero notables falencias en términos de organización, calidad textual y adecuación a la audiencia.

 

[1] Véase, a modo de ejemplo, el catálogo de la editorial inglesa Touchpress (http://www.touchpress.com/)

 

OBJETIVOS DEL POSGRADO

 

El posgrado tiene como propósito central brindar fundamentos teóricos y conocimientos prácticos que permitan a editores y diseñadores gráficos elaborar proyectos editoriales complejos con estándares internacionales de calidad editorial.

Este programa ofrece la posibilidad de articular contenidos disciplinares de manera sistémica y orientada al mundo productivo como una manera de comprender y hacer un aporte profesional totalizador de cara a la industria editorial en general.

  • Recuperar y potenciar los saberes que los estudiantes traen consigo por su formación de grado o por su experiencia en la actividad editorial.
  • Favorecer el desarrollo de proyectos complejos, tanto en el tratamiento de los contenidos abordados como en los proyectos llevados a cabo por los estudiantes.
  • Enfatizar actividades didácticas que están directamente relacionadas con el desarrollo de proyectos: análisis de la oferta editorial, ingeniería inversa[1], presentación y discusión de propuestas específicas para resolver problemas dados, presencia de consultores especializados con los que resolver problemas puntuales, etcétera.
  • Promover una reflexión teórica sustantiva y pertinente como soporte de las prácticas y como problematización de las mismas prácticas.
  • Conocer y analizar las capacidades de las nuevas herramientas y soportes editoriales
  • Aprovechar las potencialidades de los nuevos soportes para el desarrollo de proyectos editoriales específicos.

A ese propósito concurren los siguientes objetivos específicos:

  • Proporcionar a los estudiantes criterios analíticos para caracterizar libros y colecciones.
  • Familiarizar a los estudiantes con modelos de trabajo en los que los desempeños de editores y diseñadores se potencien mutuamente a lo largo de todo el proceso de edición.
  • Promover en los estudiantes la planificación minuciosa del proceso editorial que seguirán los libros en proyecto, así como la definición de sus requerimientos y sus principales desafíos.
  • Brindar herramientas analíticas para evaluar la marcha de los proyectos, detectar problemas y hacer las correcciones necesarias.
  • Ofrecer a los estudiantes experiencias de aprendizaje ricas y complejas, que permitan experimentar las posibilidades creativas del trabajo editorial.

 

 

[1] En sentido amplio: dado un libro publicado poder reconstruir el proceso editorial, desde la decisión de incluir el título en el plan editorial hasta la producción industrial o la puesta en soporte electrónico.

 

 

PERFIL DEL EGRESADO

Los graduados del programa de actualización contarán con competencias que les permitirán:

  • Analizar en profundidad las características de una colección de libros o de un libro único, y poder describir minuciosamente el proceso editorial que le dio origen.
  • Saber organizar el proceso de edición de libros complejos y coordinar eficazmente al equipo de profesionales que intervienen en él.
  • A partir de requerimientos dados, crear productos editoriales de alto valor agregado.
  • Alcanzar mayores niveles de desempeño en sus respectivas profesiones (edición o diseño), y conocer con cierto detalle las competencias esperables en los profesionales del otro campo (los diseñadores, las competencias de los editores, y viceversa).
  • Trabajar eficazmente con diseñadores gráficos, editores y otros profesionales del campo de la edición, tanto en editoriales como en organismos que sin ser editoriales elaboran diferentes tipos de publicaciones.
  • Conocer los aspectos clave de su desempeño necesitan de un mayor desarrollo, y cómo podría alcanzarse dicho objetivo.
  • Tener una mirada amplia y reflexiva acerca de los procesos editoriales en general y, especialmente, de aquellos en los que participan.

 

 

 

ARANCELES

INSCRIPCIÓN

PLAN DE ESTUDIOS_RESOLUCIÓN